Álvaro Yépez Jr. se consagró como el mejor piloto de hard enduro en la final del Campeonato Nacional

Los pilotos imbabureños demostraron estar un paso adelante en esta modalidad. Cuarenta y seis pilotos participaron en la cuarta y última carrera de la temporada en una espectacularmente complicada pista en el sector de Cutuglahua, al sur de Quito.

“Un circuito de hard enduro de nivel mundial”... así catalogaba Sebastián Cisneros, organizador del Campeonato Nacional de Hard Enduro - Aventura by Ukupacha 2022 al recorrido fijado para la cuarta y última fecha de este certamen. Lo cierto es que la carrera resultó espectacular porque hizo “sufrir” a todos los pilotos, muchos se quedaron a mitad del camino, casi todos visitaron el piso en infinidad de veces y solo los mejores recibieron la bandera a cuadros.


Una subida interminable, húmeda y resbalosa, en las laderas de la montaña así como el lecho de un río lleno de piedras fueron dos de las zonas más complejas para los pilotos. En la primera de ellas los novatos se encomendaron a todos los santos para tratar de superarla… pero muchos no lo lograron; y, en la segunda los expertos sacaron a relucir toda su técnica y fortaleza física para llegar a la meta… aunque no todos cumplieron el objetivo.


La montaña del sector de Cutuglahua, al sur de Quito, en Tambillo, donde está ubicada la Hacienda “El Porvenir”, abrazó y revolcó a cerca de medio centenar de pilotos en una jornada que consagró al adolescente imbabureño Álvaro Yépez Corrales, de 17 años, como el mejor de todos por delante de Jorge López, Luis Miguel Pérez y Sebastián Cisneros, pilotos de mayor edad y, sobre todo, con mucha más experiencia.

La competencia se realizó el sábado 6 de agosto. A las 10:00 de una nublada mañana se dio la partida y 36 pilotos empezaron el sufrimiento. Fueron 15 de la serie Promocional, uno de más de 50 años, tres mayores de 30 años, cuatro que superan las cuatro décadas, cinco de los mejores del país en la categoría Abierta y 8 más que intervinieron en la división para Parejas.


Y tras dos horas, 20 minutos y 35 segundos de luchar contra un terreno que por momentos parecía imposible fue el joven imbabureño, que es parte de la tercera generación de una de las familias con mayor tradición en el motociclismo ecuatoriano, quien alcanzó la meta en primer lugar. Aunque el resultado no fue novedad porque en la carrera anterior, en el sector de Alluriquín, ya se subió al primer escalón del podio, no dejó de sorprender porque no es común que alguien de esa edad esté en la élite de la modalidad más fuerte del motociclismo off-road.


Tras llegar a la meta debió esperar varios minutos para festejar la victoria. Acostado en el piso, recibiendo agua para beber y para relajar su cansado tórax que latía como si su corazón fuera a explotar, alcanzó a respirar con normalidad y pudo celebrar con su equipo.


Pasaron tres minutos y cuatro segundos para que llegara a la meta el segundo piloto. Jorge López llegó en similares condiciones debido al esfuerzo físico y aunque hizo lo imposible por alcanzar al ganador, con quien disputaba también el título de campeón de esta modalidad, debió reconocer la superioridad de un adolescente que pinta para grandes cosas en el enduro extremo.


El tercer piloto de la categoría Abierta en cumplir el recorrido fue Luis Miguel Pérez. Lo hizo 20 minutos y 10 segundos después del ganador y cinco minutos antes de que Sebastián Cisneros, organizador del torneo y el piloto de más edad en esta división con 47 años, culminara esta extenuante carrera en el cuarto casillero general.

Imbabura celebró una segunda victoria en esta carrera con el resultado de Andrés Yépez, primo hermano de Álvaro, en la categoría Promocional cuando llegó a la meta cumpliendo un recorrido más corto y menos complicado luego de una hora, 55 minutos y 34 segundos. Su extenuado rostro evidenció la dureza de la competencia en esta serie y la celebración, que culminó con algunas lágrimas y un fuerte abrazo con su padre, fue justa para otro piloto que también se está escribiendo su nombre con letras grandes en el libro del enduro extremo ecuatoriano.


Con un tiempo de 2 horas, 9 minutos y 19 segundos llegó Pablo Serrano para ocupar el segundo casillero de un podio que se completó con un Sebastián Vasquez que completó la carrera con un registro de 3 horas, 13 minutos y 54 segundos. La categoría Promocional como ya es costumbre en casi todas las modalidades del motociclismo ecuatoriano fue la más numerosa al arrancar con una grilla de 15 participantes que no dudaron en enfrentarse a la dificultad del terreno.


“Final del Aventura Ukupacha… durísima pero hermosa carrera que puso a prueba a todos los pilotos. Felicitaciones al organizador, como siempre el campeonato fue un lujo, se disfrutó en todas las válidas”, señaló Fausto Lasso Caicedo al término de la carrera en la que tuvo como principal rival en la categoría para pilotos mayores de 30 años a Álvaro Yépez Lastra, el padre de la máxima figura de este campeonato, quien reconoció que fue “un campeonato muy peleado con Fausto” y que también destacó que “siempre es necesario reconocer el mega esfuerzo que está detrás de una medalla, no sólo del deportista, sino también de familiares, amigos, trabajadores, clientes e incluso de personas que no conoces, como el señor Cajamarca, que sin dudar me brindó ayuda”.

Rivales y amigos… se destacaron también en esta carrera y a lo largo del campeonato Freddy Obando y José Moscoso en la división para pilotos mayores de 40 años. Sin concesiones en la pista pero con risas, bromas y abrazos al recibir la bandera a cuadros estos dos pilotos pelearon carrera tras carrera por la victoria que, finalmente, quedó en poder del primero luego de 2 horas, 44 minutos y 48 segundos.

Moscoso, el vicecampeón de la serie que cerró su carrera con un tiempo de 3 horas, 21 minutos y 4 segundos, señaló que fue “un campeonato muy reñido además de exigente. Doy gracias a mi familia y a todos los que siempre me apoyan y están pendientes”. Y finalmente cerró el podio Luis Moreira al recibir la bandera a cuadros cuando había cumplido 3 horas, 50 minutos y 36 segundos.


En una batalla consigo mismo, Antonio Barahona demostró que tener más de 50 años no es impedimento para competir en un campeonato de enduro extremo y terminó la cuarta fecha del torneo con 3 horas, 4 minutos y 41 segundos… un mérito que también pusieron en la mesa Geovanny Garzón y Andrés Mayorga al ganar la categoría Parejas luego de correr y "sufrir" durante 3 horas, 22 minutos y 27 segundos.


Estos son los resultados oficiales de la carrera final del Campeonato Nacional de Hard Enduro - Aventura by Ukupacha 2022:





455 visualizaciones0 comentarios