BENELLI IMPERIALE 400, LA BELLEZA DE LO CLASICO



Con un aire absolutamente retro y una ergonomía relajada,esta moto rompe estereotipos y redefine el camino de los aficionados a las máquinas clásicas. Son 373,5 cc llevan al pasado y enseñan la más pura escencia y diseño de las motos italianas.



Si eres de los que gusta del estilo puramente clásico, la Benelli Imperiale 400 es una de las mejores opciones que encontrarás en el mercado ecuatoriano. Este modelo es una reinterpretación de la histórica gama Benelli-MotoBi, producida en las décadas de los 50 hasta los 70 con lo más puro de la escencia y diseño italianos.


En pleno siglo 21, su estilo vintage destaca ante lo moderno y la convierte en una de las favoritas entre los amantes de las motos antiguas, aunque realmente no sea una de ellas. Su encato retro-clásico y su motor, que produce potencia de una manera refinada, enamoran con solo mirarla y escucharla… casi sin la necesidad de haberla manejado.


Las inserciones de cromo acentúan su estilo antiguo, el mismo que se refuerza con el faro delantero redondo (sin luces LED), típicamente retro, y el tanque de gasolina en forma de lágrima, que resalta la verdaddera escencia de esta motocicleta.



“Con este modelo buscamos entrar con fuerza en una comunidad de motociclistas muy afines a las máquinas clásicas”, señala Martín Andrade Mora, gerente general de Benelli Ecuador. Y reconoce que “no es una motocicleta de alta tecnología pero si es robusta y de gran duración. Es una moto lo más parecida a las de la época”.


La Benelli Imperiale 400 equipa un motor monocilíndrico refrigerado por aire de 4 Tiempos e inyección electrónica. Tiene además un sistema de sincronización del árbol de levas en la parte superior, que ofrece la máxima economía de combustible en cualquier condición de conducción. Su potencia máxima es de 20.4 HP (15.5 kW) a 5500 rpm, con un par de 28 Nm (2.95 kgm) a 3500 rpm.


“Es una moto que responde extremadamente bien en nuestros caminos montañosos. Además, su precio de USD 5000 la hace muy asequible”, dice Andrade. Para esta respuesta en su rendimiento, este modelo se basa en una caja de cambios de 5 velocidades que le hace muy eficiente al rodar por calles y carreteras planas así como al “escalar” por las innumerable cuestas que se encuentrarn en nuestro medio.


Y justamente ahí es donde se necesita también un sistema de frenado eficaz y equilibrado. La Imperiale 400 tiene un disco de 300 mm de diámetro en la parte delantera con pinza flotante de dos pistones; y, un disco de 240 mm con pinza de un solo pistón en la trasera, lo que garantiza un control total de la motocicleta.


La instrumentación de esta neo-clásica, es de los pocos elementos que hacen concesiones a la tecnología actual, ya que a las dos esferas analógicas con el velocímetro y el tacómetro, las acompañan una pequeña pantalla digital en la izquierda así como una central, también digital, en posición vertical con el nivel de combustible y el indicador de la marcha engranada.


Sus dimensiones también van de acuerdo a la época de origen en la que se basan estas motocicletas. Ni pequeña ni grande. La Imperiale 400 tiene el tamaño justo, destacando la baja distancia del asiento hacia el piso de 780 mm, una longitud de 2170 mm, una altura, excluyendo a los espejos, de 1140 mm; y, un ancho de 815 mm.


17 vistas0 comentarios