César Villamagua, el más rápido entre 49 pilotos en la apertura de la motovelocidad en Yahuarcocha

El campeonato nacional volvió a los siete años a la pista imbabureña. Excelente respuesta de pilotos, aficionados y auspiciantes en la primera de las cuatro carreras establecidas en el calendario de la temporada 2022.

Siete años tuvieron que pasar para que las motos de velocidad volvieran al Autódromo Internacional de Yahuarcocha para una carrera oficial de campeonato nacional. El fin de semana del 13, 14 y 15 de mayo fueron 49 máquinas y sus respectivos pilotos quienes pusieron al “rojo vivo” a la pista José Tobar Tobar durante la realización de la primera de cuatro carreras establecidas para la “Copa Continental”, certamen que ostenta tal designación gracias al aval otorgado por la Federación Ecuatoriana de Motociclismo (FEM).


Ante una asistencia de público que, según los organizadores, superó las 2000 personas en las tribunas y en la zona de paddock, los pilotos César Augusto Villamagua (Superbike A), Pablo León (Supersport A), Julio Vizuete (Superbike B), Leandro Brunis (Supersport B), Martín Dávalos (Naked 2), Juan Rueda (Naked 1), Tito Montalván (Media cilindrada 1), Xavier Bedón (Media cilindrada 2) y Karla Mosquera (Mujeres) empezaron a escribir con sus victorias las nuevas páginas del libro de la historia de la motovelocidad ecuatoriana.


“Novatos” en su mayoría, estos pilotos, que no habían participado anteriormente en un torneo oficial de la FEM en las categorías superiores, llenaron las expectativas de quienes esperaron mucho más de un lustro para volver a escuchar el rugir de los motores en la pista del lago imbabureño.


“Estamos muy contentos y satisfechos con todo lo que vivimos en esta primera carrera de la temporada 2022. Tuvimos una muy buena respuesta de los participantes, la compañía de un gran número de aficionados y el apoyo de la empresa privada”, señaló Rubén Darío Fonseca, ex monarca ecuatoriano de esta modalidad y organizador del campeonato junto a Bernardo Roldán, otro ex campeón nacional; y, Juan Carlos Piñeiros.

Por su parte, el lojano César Augusto Villamagua, ganador de la máxima categoría del torneo, señaló que vivió el fin de semana “con alegría y entusiasmo por el regreso de la categoría superbike después de tantos años. Creo que muchos pilotos lo pasamos con nerviosismo y ansiedad pero también algunas novatadas ya que prácticamente el 99% de los participantes nunca hemos corrido un campeonato oficial de esta magnitud pese a que hemos participado en diferentes categorías de menor cilindraje”.


La jornada del viernes 13 fue utilizada por los pilotos para la adaptación a las dos chicanes ubicadas entre las curvas 1 y 2 de Yahuarcocha, colocadas con el objetivo de reducir las altas velocidades que alcanzan las motos en ese sector. Las categorías de mayor cilindrada son las que más “sufrieron” con esta medida de seguridad ya que por su peso exigían más despliegue físico y técnico a los pilotos; además, de acuerdo a la telemetría de algunos de ellos se determinó que con ellas los tiempos por vuelta aumentaron en ocho segundos para las superbike”.

“Todos los pilotos tratábamos de encontrar los puntos idóneos para frenar y otras referencias para tratar de salir de las chicanes lo más rápido posible”, contó Villamagua. Y dijo que los primeros tiempos referenciales por vuelta llegaron el viernes a 1 minuto y 44 segundos. Mientras que el sábado, ya en prácticas oficiales, esos registros bajaron hasta tres segundos; y, en la carrera dominical fueron aún menores.


Las categorías Superbike (SBK) A y Supersport (SS) A corrieron unificadas en las mismas mangas con tres y siete pilotos, respectivamente. La primera de ellas estableció el podio final con Villamagua, Santiago Miranda y Jorge Salazar, en ese orden; y la segundo dejó a Pablo León, Guillermo “Memo” López y Christian Godoy en las tres primeras casillas.


Esta fue una de las carreras más interesantes de la jornada. Y los duelos se vieron desde el inicio con una sesión clasificatoria en la que Salazar, León y Villamagua terminaron con registros de 1 minuto y 41 segundos, separados apenas por milésimas de segundo entre los tres, pese a ser de diferentes categorías.

Con esos tiempos se avizoraba una “Súper Pole” (SP) muy interesante, toda vez que era la primera ocasión en que se la implementaba en una válida de campeonato nacional. Fueron cinco vueltas de carrera que si bien no generaron puntos para el cómputo final iban a servir para determinar los resultados finales de la competencia en caso de que lloviera sobre el asfalto imbabureño. Y también determinó los lugares de los pilotos en las grillas de partida de las dos mangas de competencia el domingo.


Esta “mini” carrera del sábado fue un gran espectáculo en las divisiones A de las categorías SBK y SS. Villamagua pasó de tercero a primero en los primeros segundos de la “Súper Pole” y desde ahí se dio una batalla fortísima entre los tres ya que iban pegados y tratando de pasarse constantemente.


En la tercera vuelta, al entrar a la curva 13, León trató de pasar “in extremis” a Salazar y sufrió un “high side” cayendo aparatosamente de la moto y quedando fuera de competición. El duelo quedo entre el lojano y Salazar, que en las últimas tres últimas vueltas se pasaron por lo menos en 10 ocasiones.


Faltando una vuelta para terminar, Salazar se puso adelante “pero en la curva 13 pude pasarlo por afuera el momento de entrar a la recta final y ganar esa SP por apenas media moto. Fue un duelo impresionante y la mejor carrera del día”, reconoció Villamagua.


El domingo las cosas fueran tan intensas como en la jornada previa. El lojano empezó muy fuerte y llegó a establecer, para su mejor vuelta en carrera, un tiempo de 1 minuto y 39 segundos… el mejor de toda la jornada. “En la vuelta 3, por tratar de seguirme el ritmo, Salazar se cayó; y, al darme cuenta de eso levanté el ritmo porque lógicamente mi principal contendor ya estaba fuera de pista”, cuenta el lojano.


Para la segunda manga Salazar pudo arreglar la moto y salió segundo pero su ritmo de carrera ya no fue tan fuerte como en el primer parcial. Por su lado, León, que corrió en SS, una categoría diferente a la de Villamagua, se convirtió también en protagonista de la manga final.

En las primeras vueltas el piloto lojano sacó una importante ventaja sobre sus rivales pero hacia el final aflojó su ritmo sin percatarse que León se acercaba peligrosamente. Y en la vuelta 7 le pasó. “Me sorprendió por completo porque desde pits me indicaban dónde estaban Jorge Salazar y Santiago Miranda, que son de mi categoría, pero mi error fue no pedir que me avisaran dónde estaba Pablo”, reconoce Villamagua.


León se puso primero pero el lojano, más conocido en el mundo de las carreras como “Muñeco”, volvió a atacar “y tuvimos un duelo lindo con varias pasadas. Pero faltando dos vueltas imprimí un ritmo fuerte que me permitió pasarle y sacarle un poco de ventaja”.


En la categoría Supersport A tras León se ubicaron “Memo” López, Christian Godoy, Diego Ortiz y Willy Vinueza, pero sin opciones de pelear por la primera posición de la serie.


Otra categoría que se robó el show fue la Superbike B y que formó su podio final con Julio César Vizuete, Carlos Maldonado y Eduardo Fuentes, dejando el cuarto y último casillero para Juan Peña.


En la primera manga de esta serie se dio la definición más cerrada de la jornada dominical cuando, sobre la línea de meta, Vizuete, un reconocido motociclista rutero pero piloto novato en esta modalidad, superó al eterno “Dr. Muerte” para llevarse la victoria parcial ante los gritos y aplausos de los aficionados que celebraron esta espectacular acción… El sistema de cronometraje determinó que apenas 22 milésimas de segundo los separaron el momento de recibir la bandera a cuadros.


En la segunda manga, en la que se repitieron las posiciones, la diferencia de tiempo entre los dos pilotos subió a 4,033 segundos mientras que sus compañeros de serie terminaron con una desventaja de más de un minuto con relación al ganador.

Un piloto que dominó por completo las dos mangas de su categoría, la Supersport B, fue Leandro Brunis… Con un ritmo muy superior al de sus rivales recibió la bandera a cuadros con grandes ventajas sobre ellos y les dejó la pelea por las restantes posiciones del podio a Rafael Morán y Juan Henry Suntaxi.


No podían quedar fuera de competencia las motocicletas naked, máquinas deportivas pero con una apariencia diferente por la ausencia de carenado. En la serie 1, que tuvo seis participantes, el podio se conformó con Juan Rueda, Javier Zúñiga y Brummel Ojeda. Mientras que en la 2, que solo tuve tres pilotos en pista, el ganador fue Martín Dávalos Boschetti, por delante de David Vélez y Danny Darquea.


En las tres divisiones de las motos de media cilindrada se concentró la mayor cantidad de participantes. Veinte pilotos en total brindaron un espectáculo de primera categoría y el mejor de todos fue el peruano Tito Montalván, muy conocido en el medio ecuatoriano, que llegó desde tierras del sur para alcanzar una importante victoria en la división 1.


El foráneo se impuso en las dos mangas con ventajas entre dos y tres segundos ante los locales Joao del Hierro y Daryn Alvarado, que alternaron el segundo y tercer casilleros en ambas mangas protagonizando la mejor “pelea” de la carrera en estas categorías.

Compañeros de César Villamagua en la escudería 593, estos dos pilotos, que no estuvieron exentos de problemas mecánicos en los días previos a la carrera, sobre todo Alvarado, que ostenta el título de campeón pichinchano en motovelocidad, demostraron que en la segunda fecha del campeonato son candidatos a ocupar el escalón más alto del podio.


Tras ellos se formó un sólido grupo que terminó con Pablo Martínez, Milton Quinteros, Juan Carlos Piñeiros, David Zambrano, Antonhy Montes e Isaac Erazo alternando posiciones en las dos mangas de competencia.


En la serie 2 de la media cilindrada solo partieron tres pilotos y formaron el podio Xavier Bedón, John Ontaneda y Germán Sánchez. Y, finalmente, en la categoría femenina la inobjetable ganadora fue la imbabureña Karla Mosquera (novena y décima en la clasificación unificada de las motos de media cilindrada) por delante de Tiffany Aulestia y Gabriela Arango, ambas debutantes en una competencia oficial en el Autódromo de Yahuarcocha.



298 visualizaciones0 comentarios