Chaquetas de motos ¿Cuál y por qué elegirla?

¿No sabes qué chaqueta debes elegir para conducir tu moto? Te entendemos… Esta puede ser una de las decisiones más difíciles de tomar debido a la enorme cantidad de opciones que ofrece el mercado. Aquí te damos algunas guías para que tomes la mejor decisión.


Chaqueta, chompa, casaca… No importa cómo quieras llamarla, la decisión de comprar una siempre va a ser complicada. ¿Por qué? Es que diferentes tipos de motocicletas exigen diferentes tipos de esta imprescindible prenda de vestir al momento de subirte a una de ellas.

En lo que se refiere al equipamiento de un motociclista, las chaquetas son de los principales accesorios que se debe considerar tener para circular, tanto en ciudad como en ruta o autopista. Y no es para menos. Su función, más allá de romper con el viento y aislar al piloto del frío o la lluvia, es la de proteger el torso y brazos ante una caída. Y encontrar una buena chaqueta de moto no es imposible.

Al entrar en una tienda para comprar una chaqueta de moto el vendedor te dará una gran variedad de opciones: de cuero o de cordura, para invierno o verano, para una scooter o una moto custom, con o sin protecciones… y aquí es donde empieza lo difícil de esta tarea.

Empecemos por el material. ¿Cuero o cordura? Históricamente las chompas de moto se fabricaban en cuero o en piel, un material muy estético y con una alta resistencia a la abrasión que protege mejor de las caídas. De hecho, con el tiempo, el cuero se convirtió en uno de los signos identificativos de los amantes de las motos custom.

El problema es que el cuero no transpira en verano, es frío en invierno y no sólo no es impermeable sino que se estropea con el agua. Para superar estos defectos, algunas marcas proponen chaquetas de cuero con agujeros para el tiempo de más calor y con forros desmontables que se pueden quitar o poner para que abriguen más o menos.

Otra alternativa, quizá la más común en la actualidad, es apostar por un material que se llama cordura, un tipo de nylon aunque mucho más resistente. La cordura se utiliza para la parte exterior de las chaquetas combinada con otros materiales impermeables y transpirantes como el Gore-Tex hasta reunir todas las cualidades que un motociclista busca en una chaqueta: flexibilidad, aislamiento y protección.

Además del material de que está hecha la chaqueta de moto, es importante revisar sus accesorios: ¿tiene los bolsillos dónde y cómo nos gustan?, ¿nos permite movernos con facilidad?, ¿tiene protecciones?

Es importante señalar que algunas chaquetas de moto llevan las protecciones incorporadas en espalda, hombros y codos y otras no. En cualquier caso, asegúrate siempre que a pesar de las protecciones puedas moverte libremente y que resistan los golpes y el paso del tiempo.

La mayoría de chaquetas tienen dos diseños: hasta la cintura y de tres cuartos. Vigila que te cubra bien la espalda y comprueba la talla. Si tiene forro interior pruébate la chaqueta con forro y con un buzo grueso debajo como los que sueles llevar en épocas de frío.

La talla de la chompa es fundamental. No importa si tu sabes que eres S, M, L, XL, XXL… en esta prenda para motociclistas no siempre te puedes confiar porque hay varios aspectos que debes considerar. Es que puedes utilizarla solo con un buzo primera piel por debajo, con un interior térmico o puedes hacerlo con una camisa normal y esto, dependiendo de la prendas que escojas, puede influir en la talla de tu chompa.

Lo más recomendable es probarla antes de comprarla. Si dudas entre dos tallas lo más recomendable es escoger la más grande. Otro de los factores a tener muy en cuenta es el largo de las mangas porque de eso dependerá que las protecciones estén en su sitio.

Como la decisión siempre va a ser complicada, toma en cuenta estas recomendaciones y acertarás en la compra de tu próxima chaqueta de moto. Aquí te presentamos algunos tips para que los tengas bien presentes y no te arrepientas de tu compra, sobre todo porque estas chaquetas no suelen ser muy baratas que digamos:

  • ¿Para qué quieres la chaqueta? No es lo mismo una de verano que una de invierno, una para carreras que otras para usarlas en la ciudad. Apunta el estilo que quieres y a la moto que tienes.

  • Cuando compares entre varios modelos, fíjate en los materiales, lo mejor es que sea transpirable pero impermeable a la vez.

  • Si el cuero era tradicionalmente el más usado, ahora es la cordura por sus propiedades resistentes a la abrasión y a la lluvia. En el interior, el Gore-Tex hará que el tejido transpire.

  • Mientras más protección tenga la chompa será mejor. En caso de accidente ella será tu segunda piel. Recuerda que hay fabricantes que venden aparte la placa protectora de la espalda y adquirirla es lo más recomendable.

  • Pruébatela siempre para comprobar que las protecciones quedan en el lugar justo en el que se supone que han de estar: hombros, espalda, codos...

  • Muévete con la chaqueta puesta, ¿te sientes cómodo? Las protecciones también deben ser flexibles para que no conduzcas con demasiada rigidez.

  • Si dudas entre dos tallas y dudas de la más grande, devuélvela. Tu seguridad está por delante de todo.

  • Hay modelos en los que el forro interior puede quitarse y así alargar el uso de la chaqueta durante todo el año: invierno y verano. Si tu presupuesto es limitado, esta es la mejor opción.

  • Pregunta y aprende sobre los cuidados y el tipo de lavado más adecuado para tu chaqueta para que dure muchos años.

  • Si te caes y tu chaqueta se deforma y pierde sus propiedades de protección, es hora de invertir en una nueva. No escatimes con tu seguridad.

Ahora, con todas estas consideraciones, que debes tenerlas muy en cuenta para adquirir tu nueva chaqueta, tenemos que ver los tipos o modelos que hay. Dinos qué moto tienes y te diremos cuál es la chaqueta de tus sueños… o por lo menos la que irá mejor con ella.

La variedad es enorme, pero combinando los materiales descritos anteriormente, se puede hacer una clasificación de los diferentes tipos de chaquetas de moto. Aquí te presentamos las que creemos pueden ser las seis categorías más comunes:


1. Chaquetas de cuero para motos custom, o chaqueta cruisier. Un clásico donde los haya, imbatibles a nivel estético. De las más resistentes a la abrasión aunque poco prácticas en temperaturas extremas de mucho frío o poco calor.


2. Chompas urbanas para scooters. Son de las que más se ven por la ciudad, porque la mayor virtud de este tipo de chompa para la moto es que no parece que lo sean pues tienen un look deportivo ideal tanto encima de la moto como para pasear por un entorno urbano.


3. Chaquetas para viajes o touring. Si sueles hacer escapadas de fin de semana encima, la ambivalencia de este tipo de chaquetas te sentará muy bien. Impermeables, transpirables, con forros ajustables para cuando hace frío y con todas las protecciones que necesitas para hacer que tus viajes se conviertan en todo un éxito.


4. De competición: enduro, sport y de aventura. Tienen más protecciones, mejor ventilación para posibilitar la transpiración al hacer ejercicio y son más ligeras para facilitar los movimientos. Especiales para la práctica off-road.


5. Chaquetas de verano: máxima ventilación. Especiales para verano o climas en los que las altas temperaturas son lo habitual. Son muy ligeras y con un alto nivel de transpiración pero sin olvidar la protección y la resistencia a la abrasión.


6. Chompas impermeables. Ocupan poco lugar y las podemos llevar siempre bajo el sillín de la moto por si llueve muchísimo. También hay pantalones impermeables y otros accesorios para ir en moto cuando llueve.

327 vistas0 comentarios