BENAVIDES PRIMER CAMPEÓN SUDAMERICANO DEL DAKAR



El Monster Energy Honda Team lo consiguió otra vez: victoria y doblete en el Rally Dakar 2021 para el equipo que más dominó la carrera y, especialmente, para Kevin Benavides que consiguió su sueño de ser campeón. Ricky Brabec, segundo en la general, fue el vencedor de la última especial.


¡¡¡Campeón..!!! El sueño del argentino Kevin Benavides (Monster Energy Honda Team 2021) se cumplió ayer sobre las desérticas arenas de Arabia Saudita y se labró kilómetro a kilómetro, sobre cada uno de los 7.658 que estableció la organización para esta cuadragésima tercera edición de la carrera más difícil del mundo.



Este anhelo del piloto oriundo de Salta, nacido el 9 de enero de 1989, justo tres días antes de que el mítico francés Gilles Lalay, también piloto de Honda, se impusiera en la undécima edición, empezó muchos años atrás cuando Benavides apenas tenía nueve y ya empezaba a correr los campeonatos provinciales de enduro en su país.


Y ya sobre las arenas, de Sudamérica primero y ahora de África, corriendo esta prueba, ese sueño se demoró sólo un lustro en hacerse realidad. Es que apenas en cinco intentos Benavides ganó su primer Dakar y lo hizo, además, marcando historia porque se convirtió en el primer argentino y sudamericano que alza el máximo trofeo en una de las dos principales categorías… la de motocicletas.

Hasta ahora los únicos en lograr esta hazaña habían sido los hermanos Patronelli. Alejandro en 2011 y 2012; y, Marcos en 2010, 2013 y 2016, pero en la categoría de quads.


El Monster Energy Honda Team dominó la carrera más dura del mundo nuevamente y, por segundo año consecutivo, demostró tener a los mejores pilotos y la mejor moto, ganando 10 especiales y siendo líderes en nueve de los trece días de carrera.


Fueron trece jornadas muy duras que concluyeron ayer en las orillas del mar Rojo, en Jeddah, con Kevin Benavides como vencedor del Rally Dakar 2021 y Ricky Brabec, su compañero de equipo, en segunda posición. El estadounidense peleó por su corona hasta el final, ganó la última especial del rally, de 202 kilómetros intensos e intrigantes… pero no le alcanzó que discutirle la victoria a su compañero de equipo, pero sí para “robarle” el segundo casillero al británico Sam Sunderland, de KTM,



El argentino, que basó su victoria en la regularidad, logró dos triunfos de etapa y finalmente marcó un registro de 47 horas, 18 minutos y 14 segundos para levantar el pesado touareg de bronce del vencedor. Brabec, por su parte, cerró su participación con 47 horas, 23 minutos y 10 segundos… un tiempo más alto que el del nuevo campeón en 4 minutos y 56 segundos.




El americano estuvo mucho más a gusto en la dura segunda semana del Dakar, ganando cuatro etapas, pero no le alcanzó para revalidar el título... Los casi 20 minutos que cedió en la primera parte de la prueba fueron una losa demasiado difícil de levantar en una edición con muchos pilotos con opciones de victoria.

La última ocasión que Honda también consiguió un doblete en el rally Dakar fue en 1987, con Cyril Neveu y Edi Orioli.



Para Rubén Faría, general manager del Monster Energy Honda Team, resumió la actuación de su equipo señalando que “empezamos bien en el prólogo, mientras que las dos primeras etapas, con la navegación y salir adelante fue un poco más complicado. A partir de la cuarta etapa empezamos a dominar la carrera y como se ha visto, ha sido una carrera limpia, con un trabajo muy profesional por parte de todos”.

Destacó también la actuación de los otros dos miembros del equipo que, lamentablemente, no pudieron terminar la carrera: “Nacho Cornejo quizás fue el que más fuerte estuvo en pista, aunque tuvo una caída a tres días del final y no pudo terminar; y, Joan Barreda demostró su potencial, aunque tuvo que abandonar el penúltimo día de carrera. El Dakar es así, es la dureza de la carrera”.

Faría finalizó diciendo que “fue un trabajo excelente del equipo y estamos todos de enhorabuena y orgullosos. Japón hizo una gran moto, muy buena, que no dio ningún problema. Seguiremos trabajando así para volver a ganar el 2022”.




TESTIMONIOS


Kevin Benavides


La última etapa de este Dakar 2021 fue muy difícil: salí tercero con lo que pensaba que iba a ser más fácil, pero no fue así. Al paso del kilómetro 50 todos los pilotos de delante se perdieron, con lo que me puse a abrir pista. La etapa fue muy complicada de navegación por lo que estuve muy concentrado en hacer las cosas bien. Lo di todo para conseguir esta victoria que para mi era un sueño y ahora se volvió realidad. Estoy muy feliz y emocionado también. Crucé la línea de meta pensando en muchas cosas, con mucha emoción… Fue un gran momento. Realmente estoy muy feliz y viviendo este momento. Quiero dar las gracias a todo el equipo. Gracias también a Honda por darnos una gran moto con la que poder conquistar este gran sueño.


Ricky Brabec


Kevin y yo hicimos un buen trabajo y todo el equipo hizo un gran trabajo. Fue una pena para Joan y Nacho. Hoy intenté tirar para dejar a Kevin a siete minutos, pero no lo conseguí y me tuve que conformar con el segundo puesto. En general, fue un gran rally. Mi mentor Johnny, mi asistente Kendall y mi mecánico Eric hicieron buen trabajo, nos mantuvieron a Nacho y a mí concentrados y en una sola pieza. Gracias a todos una vez más y espero que el año que viene podamos recuperar el número 1 en esta moto.