top of page

El EICMA 2022 sorprendió con muchas novedades a la industria de la motocicleta

El pasado 13 de noviembre se cerró la edición 79 de la Esposizione Internazionale Ciclo, Motociclo e Accessori… el "Milan Motorcycle Show", más conocido solamente por sus siglas: EICMA. El "Rho-Pero Exhibition Centre", sede de la muestra, recibió a 1370 marcas, 59% provenientes del extranjero, de motos, accesorios, cascos, indumentaria, repuestos y todo lo relacionado a la moto provenientes de 45 países.

Los seis pabellones del recinto ferial recibieron un sólido incremento del 35% con respecto al 2021 en términos de número de metros cuadrados ocupados. Consistentes e importantes en esta edición fueron los retornos entre los fabricantes, pero significativos fueron también las nuevas presencias: de hecho, más del 20% de los expositores decidieron participar y exhibir en EICMA por primera vez el fruto de sus propias inversiones.


Todo empezó con la jornada de prensa exclusiva reservada a los medios, después la entrada estaba reservada para las decenas de miles de operadores de la industria… un evento de dos días con más de setenta conferencias de prensa oficiales, producto

presentaciones, conferencias y visitas de instituciones, eventos en los stands, actividades de networking y reuniones de negocios.


Desde el jueves 10 de noviembre hasta el domingo 13 de noviembre se dio espacio al público general con todos los elementos de éxito del evento: novedades, avances, entretenimiento y las visitas de pilotos y personalidades del mundo del espectáculo. La alquimia más apta para despertar de nuevo ese “efecto” EICMA por la experiencia de visitar el interior y exterior de los pabellones.

Y precisamente el MotoLive al aire libre fue una de las atracciones gratuitas con más adrenalina en el EICMA con carreras acrobáticas, entretenimiento, shows en vivo, carreras de motos en el campo offroad y la presencia de pilotos internacionales. Los espacios exteriores también albergaron zonas de pruebas de motos, “test” de eBikes y otras iniciativas promovidas por los expositores.


Pietro Meda, presidente de EICMA, señaló que “más de 1.300 marcas, provenientes de 45 países diferentes y eligiendo nuestro escaparate mundial ya representa un hecho relevante en sí mismo. Estos números pre-Covid, son motivo de celebración para todos los entusiastas, confirmando la insustituibilidad del EICMA y la relevancia de nuestro

modelo de exposición”.


Y señaló también que “ si miramos el escenario geopolítico y la complejidad de los desafíos internacionales, este hecho se convierte en noticia, caso práctico: el EFECTO EICMA, que utilizamos como eslogan para promocionar el evento, es precisamente esta singularidad”.


En Milán se ha visto un poco de todo. Desde motos que ya se sabía que iban a aparecer, porque las marcas ya las anunciaron, pero que nunca se habían visto en vivo, hasta motos totalmente nuevas que llegaron por sorpresa. Incluso algún que otro prototipo de esos que ahora parecen arriesgados, y a los que el tiempo termina dando la razón.

Y Honda fue una de las marcas que más novedades presentó este año en Milán. Aunque era un secreto a voces, por fin la nueva Transalp 2023 se hizo realidad y vio la luz. La nueva XL750 es una trail de media cilindrada con interesantes especificaciones de cara a ser una referencia en el mercado de las motos de aventura. Y con similar motor llegó también la Hornet, una moto que junto a la CL 500, una scrambler que rememora parte de la historia de la marca, dará mucho que hablar en sus segmentos.


Kawasaki tiró la casa por la ventana en el EICMA y dejó claro que está dando grandes pasos hacia la electrificación. Además de presentar el prototipo de su primera moto híbrida, dejó ver dos modelos eléctricos que saldrán a la venta en 2023. Se trata de la Kawasaki Z BEV y la Kawasaki Ninja BEV, que comparten la misma base, con una batería doble de una capacidad máxima de 3 kWh.


La Ducati Diavel V4 fue desvelada por la marca italiana solo unos días antes de que el EICMA abriera sus puertas, y dejó boquiabiertos a propios y extraños. Se caracteriza por su motor V4 Granturismo y su innegable estética musculosa e impactante. Pero además fue reconocida y elegida por los visitantes del salón como la “Moto più bella” del EICMA 2022.

Por su parte, Peugeot eligió el 2023 como el año en el que volver a fabricar motos de marchas, y no centrarse únicamente en el mundo de los scooters. Para hacerlo presentó un modelo muy peculiar que estará disponible en dos cilindradas: la Peugeot PM-01 125 y la Peugeot PM-01 300.


Y desde la India llegaron novedades. Royal Enfield sorprendió con un modelo de 650 cc y no… no es la Himalayan de media cilindrada. Se trata de la Super Meteor, una de las nuevas apuestas de la firma británica para 2023. El motor es conocido, el exitoso bicilíndrico en línea que se caracteriza por su flexibilidad y suavidad pero el chasis es completamente nuevo.


Otra marca que brilló con luz propia y con dos modelos de motos completamente nuevos fue Suzuki. Ambos modelos comparten la misma base y el mismo motor, el nuevo bicilíndrico en paralelo de 776 cc, 84 CV y 78 Nm de par, pero sus conceptos son totalmente distintos: la V-Strom 800 y la GSX-8S.


Si la Yamaha Tracer 9 GT ya era una de las motos sport turismo más interesantes del mercado, mucha atención a la nueva Yamaha Tracer 9 GT+. Esta versión “plus” es la versión más avanzada y tecnológica que jamás se haya visto en una Tracer pues, entre otras cosas, cuenta con un nuevo radar de ondas milimétricas.


Estas y muchas otras más motocicletas sorprendieron al mundo de las dos ruedas en la edición 79 del EICMA y tu podrás verlas en detalle en las próximas publicaciones de Motociclismo.ec


39 visualizaciones0 comentarios
bottom of page