Felipe Herrera, "el Terra Playas es una prueba que me motiva"

A sus 47 años, el piloto cuencano sigue corriendo y ganando uno de los rally raids más populares del Ecuador. Este año corrió en una moto de la categoría Aventura y sumó un título más a su colección… En esta entrevista nos cuenta su motivación para seguir acelerando a fondo sobre su moto.



Empezó a competir a los 12 años en motocross. Ahora tiene 47 y lleva 35 sobre la moto. Y dice que “espero mantenerme unos 50 años más en competencia”... es el cuencano Felipe Herrera, uno de los pilotos más experimentados del país y que, pese a los años, sigue en competencia como cuando era un adolescente.


Y sigue ganando carreras. La más reciente fue el popular rally Terra Playas, realizado el 20 de febrero pasado en los alrededores de General Villamil, también conocida como Playas, la cabecera cantonal del Cantón Playas, en la provincia de Guayas.


Herrera reconoce que tiene una fuerte “herencia familiar sobre la moto”. Su papá fue motociclista, sus hermanos mayores también competían, él nació viendo motos y convivió con mucha gente relacionada con este deporte… “En mi infancia, todos mis vecinos eran grandes figuras del motocross y del enduro y siempre les admiré”, reconoce.


Motocross, enduro, hare scramble… son las modalidades en las que ha competido oficialmente. Y en todas ha sido campeón nacional y provincial. Y pese a que sigue ganando carreras, destaca con más cariño aquellos títulos que ganó años atrás.


“Cuando aún era joven, hermoso y con buen físico”, recuerda soltando una sonora carcajada. Y señala que pese a que ahora también incursiona con éxito el rallies como el Terra Playas, el motocross en la modalidad de más le gusta. “Yo me crié en el aire y eso me encanta”, afirma.


Motociclismo.ec conversó con Felipe Herrera para conocer detalles de su victoria en el emblemático rally raid guayasense y para conocer algo más del por qué, a sus 47 años sigue corriendo con hambre de triunfos.



¿Cuál es la motivación que tienes para correr una competencia como el Terra Playas?

Ya he corrido 4 ó 5 ediciones anteriores. Y he ganado tres veces y dos más he quedado en segundo lugar en mi categoría. Una vez gané la clasificación general, entonces ya se hizo en mí una carrera tradicional para participar todos los años.


¿Cómo empezó tu historia en esta carrera?

El grupo que inició esta competencia, con Abel Gilbert como uno de los organizadores, eran los reyes del motociclismo cuando yo era niño y yo los admiraba mucho. Entonces, cuando Abel me invitó a correr el Terra Playas no podía dejar de participar.

Realmente fue uno de los primeros eventos masivos que se hacían aquí en el país, con muchos auspicios y un toque internacional. Para uno, como piloto, ese ambiente es muy chévere y compartir con tantos pilotos nos motiva y nos hace más competitivos.


¿Qué es lo que más llama la atención del Terra Playas a un piloto?

Tiene un aire cercano al Dakar. Corremos con navegación en los sectores que no está señalada la ruta y este sistema de carrera nos ha dado una nueva experiencia que, algún momento, nos servirá para correr internacionalmente. Ya tenemos gente que ha corrido en grandes pruebas como esta fuera del país.



Sin embargo, no están muchos de los principales enduristas que tiene el país. ¿Es una carrera para un segmento diferente de pilotos?

La idea es completar el evento. Muchos pilotos se ponen como reto venir y terminar el Terra Playas, que eso es lo difícil porque no estamos acostumbrados a correr 300 km en tres horas. Todos los que llegan tienen su medalla porque es un mérito terminar la competencia.

Además, correr este tipo de carreras significa un trabajo más complejo ya que se necesita de logística, combustible en el camino, etc.


El recorrido, el clima… ¿son factores que complican el accionar de los pilotos?

Estamos en invierno en la Costa por lo que tuvimos un poco de lodo. Pero también muchas dunas y ríos secos. Lo que le hace súper difícil y cansada a la pista. Agotadora además por el clima y la temperatura.

Muchos de los primes fueron muy rápidos. En uno de ellos yo puse 145 km/h en una moto dual sport y no estoy muy acostumbrado a competir a esas velocidades. Es algo súper rápido y eso te genera una adrenalina fuera de serie. Eso le hace muy atractiva a la carrera.


¿Qué moto es la ideal para correr una prueba de estas?

Yo corrí en una XR650L, que es la mejor moto del mundo. En los años 92 ó 93 quedé campeón nacional en una XR 600… ahora corrí en un modelo de calle, una belleza de moto, muy manejable, diseñada para este tipo de caminos. Es una moto veloz, estable, en arena y río seco se desempeña con una facilidad terrible. Es de una suavidad increíble que no te cansa. ¡Me quedé enamorado de la moto!


¿Qué tan difícil fue correr en una categoría para motos de aventura?

Había una buena cantidad de pilotos solo en mi categoría, la dual sport. Muchos de ellos han ganado las anteriores ediciones del Terra Playas y yo competí por primera vez en esta categoría y me fue súper bien. Realmente saque una buena diferencia de tiempo con el segundo… le saque casi ocho minutos, que en competencia es muchísimo.

Creo que me adecue tanto a la moto, yo le digo la Gordita, que fue como un juguete para esta carrera. Además, como yo hago motocross sí me ayudó bastante en el tema del manejo.


¿Cuál fue la parte más difícil del recorrido?

El famoso río seco. Es arena con huecos y piedras. Es una parte super escabrosa por el terreno, donde de 100 km/h bajas casi a 0. Ahí interviene bastante el tipo de manejo, el control de la técnica.


¿Qué opinas de la organización de la carrera este año?

Algunos años sí tuvo sus falencias por la gran cantidad de corredores y algún rato se les salió de las manos el control. Los eventos que tienen una cantidad masiva de pilotos se vuelven súper difíciles de controlar.

Pero este año estuvo espectacular. Los tiempos fueron muy bien cronometrados, súper organizados, con gente que sabe de este tipo de carreras.


¿Y el público? En época de pandemia no estuvo presente.

Antes era súper masivo. Esa parte nos llamaba mucho la atención a los pilotos y por eso todo el mundo quería correr. Es por la afluencia de gente de todo el país. Antes eso hacía que la adrenalina fuese más fuerte para los pilotos.

Este año hubo gente pero muy controlada, no se dejó el ingreso de público a muchas zonas de la carrera como la partida y llegada. Pero disfrutamos y gozamos de este deporte.


¿La respuesta de los pilotos fue importante?

Es una competencia que motiva, sobre todo porque en motos alberga muchas categorías y modalidades. Ahora corrí por ejemplo en una dual sport, una moto de calle. Y hay motos chinas, motos factory, motos “fulles”… Todo el mundo disfruta de este deporte.


¿Qué te gustó o no te gustó de esta edición del Terra Playas?

Algo que me encantó... Las marcas ya tienen sus pilotos oficiales. Vimos carpas de KTM, Honda, Kawasaki... a un nivel más profesional, como es en carreras internacionales. Cada marca con sus pilotos oficiales y exhibiciones de motos, UTV´s. Es muy bonito y eso nos indica que el motociclismo en el país ya se va manejando como en otros países.


¿Tú eres parte del equipo Honda?

Sí. Y estoy súper agradecido con la marca. Hicieron una logística tremenda, movilizaron camiones para el equipo, bastante personal apoyando a los pilotos, haciéndonos todo el control. Estamos súper agradecidos porque es algo nuevo en el país y eso hace que definitivamente tengamos mejores resultados.



¿Crees que el motocross es la base para destacar en otras modalidades off-road?

El que maneja bien en motocross, va bien en todas las modalidades. La agresividad que tiene el motocross sobre la moto influye en todas las disciplinas.

Claro que, a veces, no es muy saludable porque nos caemos y nos fracturamos por esa misma agresividad. Pero la mayoría del tiempo da resultados positivos.


¿Y esa agresividad no debería cambiar con el paso de los años?

Sí debería. Cuando estoy en casa me digo: no, no, no. No debo ir tan rápido. Pero es solo hasta ponerme el casco, porque cuando lo hago me olvido de la edad, me olvido del cuidado, me olvido de las fracturas, me olvido del trabajo, me olvido de todo jajajaja.

Como me dicen en mi casa: “Pierdes la cabeza hijo”.


¿Y después viene el arrepentimiento o no?

No, no, no… jamás. Es la caída más gustosa del mundo. Esos golpes los recibimos con todo el gusto del mundo. Para correr el Terra Playas me saqué un clavo de la clavícula pocos días antes. Estuve parado tres meses porque me fracture la clavícula en la final del provincial de motocross en Cuenca.


¿La próxima carrera será la primera del nacional de motocross, en Salcedo?

Claro que sí. Aún no estoy al cien por ciento pero voy a correr para coger ritmo nuevamente. Espero en el transcurso del campeonato volver al nivel.


52 vistas0 comentarios