Honda CB500X: una trail aventurera y polivalente


Esta llamativa y polivalente “quinientos” es una moto trail urbana y asfáltica con un elástico y potente motor de dos cilindros que eroga 47 CV haciendo énfasis en su funcionamiento a bajas revoluciones y un comportamiento de marcha confortable tanto en ciudad como en carretera o autopista.


Atractiva y polivalente. Así es la trail de la familia “quinientos” de la marca del “ala dorada” que, junto a sus hermanas naked (CB 500F) y deportiva (CBR 500R), llegó al mercado internacional para fortalecer, desde el 2013, el segmento de la mediana cilindrada.


La Honda CB500X es una moto que destaca por su orientación asfáltica, pero estética claramente trail. Además tiene la virtud de encontrar el término medio y adecuado en todo: postura natural de conducción, facilidad a la hora de manejarla, altura correcta, potencia más que suficiente y un conveniente bajo consumo de combustible.


Ligera, potente y resistente, la CB500X adopta el espíritu aventurero de Honda y, al mismo tiempo, ofrece un excelente rendimiento para desplazamientos en calles y carreteras, haciendo gala de una vistoso conjunto de aro/llanta delanteros de 19 pulgadas que le ayuda a enfrentar de mejor manera el terreno cuando entra a caminos destapados.


Sin embargo, uno de los aspectos más importantes en esta CB500X se encuentra en su motor DOHC de dos cilindros paralelos, con 8 válvulas y de tamaño compacto, capaz de subir rápidamente de vueltas y de lograr un empuje contundente a partir del bajo y medio régimen gracias a sus 47 CV y a un sistema de inyección electrónica PGM-FI.


La respuesta del motor en carretera es muy suave y limpia. Las revoluciones por minuto suben rápidamente al girar el acelerador y no se demora mucho en llegar a velocidades superiores a los 100 km/h. Cualidad que en términos de seguridad, cuando de rebasar vehículos en carretera se trata, se agradece sobremanera.


La teoría indica que sus prestaciones máximas quedan limitadas a unos 185 km/h, pero nos preguntamos si... ¿realmente se necesita más?


Además, pese a su tamaño y gracias a su gran maniobrabilidad, la Honda CB500X se mueve como pez en el agua en el tráfico de la ciudad, lo que la hace realmente una moto muy válida para el día a día, sobre todo para pilotos novatos porque es ágil y fácil de manejar.


Esta moto cuenta con un chasis de acero (35 mm de diámetro) de tipo diamante y con un subchasis pintado en rojo como el de la Africa Twin. Se trata de un bastidor muy equilibrado gracias a sus medidas, entre las que destacan los 1.445 mm de distancia entre ejes. El peso total del conjunto no llega a los 200 kg, lo que se antoja una cifra aceptable. Su depósito de combustible tiene una capacidad de 17,7 litros, lo que garantiza una autonomía de 350 kilómetros aproximadamente.


La suspensión delantera con una horquilla telescópica de 108 mm y la trasera Honda Pro-Link®, con precarga de resorte de 9 etapas y 5.3 pulgadas de recorrido, brindan un viaje cómodo, mientras que absorben con habilidad los baches más grandes para aumentar la comodidad y el manejo. El amortiguador cuenta con componentes internos de gran diámetro para características de amortiguación aún mejores y un pilotaje más suave.


Asimismo, la Honda CB500X viene equipada con una pantalla LCD fácil de leer que cuenta con un velocímetro digital, tacómetro, reloj, odómetro, medidores de consumo de combustible promedio y en tiempo real e indicadores de diagnóstico del motor iluminados.


En temas de comodidad para el piloto aprovecha un ergonómico parabrisas que ofrece una protección superior contra el viento. Y el asiento, por su parte, brinda una posición de pilotaje abierta y sin restricciones que es perfecta tanto para viajes como para recorridos cotidianos, y ofrece un espacio igual de cómodo para un pasajero.

53 vistas0 comentarios