Kawasaki ZH2: una naked supercargada


Un nivel muy avanzado de tecnología que no solo está en el motor sino en la electrónica, el chasis, las suspensiones... Es un matrimonio completo el que la firma de Akashi creó para presentar al mercado internacional, y ahora al ecuatoriano, con una de sus más modernas, llamativas y emblemáticas motos… La Kawasaki ZH2, una 1000 cc super cargada, no turbo, que marca la diferencia en el amplio segmento de las naked de altas prestaciones.


Es un modelo algo más callejero que las afamadas Ninja H2… es el ”top” de la lía Z de la marca que empieza con la pequeña Z125, sigue con la Z650, pasa por la espectacular Z900 y termina en la ZH2, una moto con un propulsor de cuatro cilindros capaz de rendir 200 CV de potencia a 11.000 rpm y un torque de, nada más y nada menos, 134 Nm a 8.000 rpm.

La diferencia de este supercargador con un turbo está en que este último empieza a funcionar en altas revoluciones y el motor supercargado de la ZH2 lo hace desde el momento en que se prende la motocicleta… siempre está funcionando, lo que lo hace muy agradable de manejar por la moto empieza a entregar su potencia desde el inicio de la aceleración, no tiene ese pico del turbo que cuando entra empuja con fuerza hacia adelante.


Esta ZH2 representa la cúspide de la familia Z, elevando su rendimiento dinámico hasta cotas muy radicales aunque beneficiándose de un motor que a pesar de su desbordante cifra de potencia, tiene un carácter dosificable gracias a la presencia del compresor volumétrico, responsable por otra parte de un carácter único. Esta es la forma de hacer una moto muy potente sin subir de peso ni cilindraje.





A primera vista, el diseño es lo que llama la atención de entrada. Sigue el patrón de la familia Z con unas ópticas delantera y trasera que no dejan lugar a dudas sobre su espíritu "Z" aunque esta es una versión superlativa. La iluminación es completamente LED para contribuir a ese aire de sofisticación que tiene esta ZH2.


Tiene una toma de aire asimétrica, colocada por el lado izquierdo del chasis que alimenta el ram-air y que cuando entra el aire a máximo caudal, incrementa la cifra de potencia nominal… pero no hay problema, porque estéticamente hace contrapeso con el mofle.


El cambio bidireccional así como el embrague antirrebote hacen que la conducción sea más confortable y eficiente, contando además también con control de velocidad de crucero que se activa a la velocidad que el piloto desee con solo aplastar un botón. Y se desactiva al mover cualquier mando para seguir rodando normalmente.

Y como es lógico, una moto con este poder tiene que estar equipada con suspensiones y frenos de la más alta calidad para garantizar un absoluto disfrute de las prestaciones que ofrece el motor. Unas pinzas delanteras Brembo monobloque junto a una horquilla Showa BPF multirreglable se encargan de asegurar el tren delantero.


Los frenos cuentan con el sistema inteligente de Kawasaki denominado KIBS (Kawasaki Intelligent anti-lock Brake System) que está un paso más adelante de los tradicionales frenos con ABS que, además, ayuda a prevenir el levantamiento de la rueda trasera en las frenadas más fuertes, conteniendo también la transferencia de masas.


A nivel internacional, la Kawasaki ZH2 se presenta en tres colores: negro con chasis negro, negro con chasis rojo y verde/negro con chasis verde. Pero en Ecuador tendremos que esperar para saber cuál o cuáles podríamos ver rodar por las calles y carreteras del país.


El motor de ZH2 es el mismo de una ZX 10. ¡Imagínense las prestaciones! El que esta moto tenga mucho torque no quiere decir que sea difícil de controlar. No va a sacar la cola en cada esquina cuando se acelera. Sí, entrega mucho torque pero tiene tal desarrollo en electrónica que genera unos controles de tracción muy buenos para entregar toda su potencia pero de una forma progresiva… siempre y cuando el acelerador esté bien controlado.


Aparte del supercargador es una moto normal, muy parecida a una superbike que puede llegar a una velocidad de 299 km/h pero porque Kawasaki limita el motor en esa cifra. El tablero no llega a marcar 300 km/h.


ELECTRÓNICA… TAN IMPORTANTE COMO SU POTENCIA


Este es uno de los temas más importantes al analizar esta motocicleta. La electrónica está controlada por una unidad inercial IMU de Bosch que gestiona todo el arsenal que ofrece en este aspecto: control de tracción (KTRC), control de levantamiento de la llanta delantera al acelerar, sistema de freno inteligente (Intelligent Anti-lock Brake Systems - KIBS), función de asistencia en curva (Kawasaki Cornering Management Function - KCMF)... con este sistema lo moto “aprende” el tipo de manejo de su piloto, sabe qué tan inclinado va y de acuerdo a esto determina cuánto freno le da o le quita. El control de tracción y todas las asistencias colaboran para mantener la trazada de la forma más precisa y segura posible.


Por supuesto, también ofrece tres diferentes modos de motor que varían la entrega de potencia: full (100% de la potencia), middle (75%) y low (50%). Y cuatro modos de conducción disponibles, tres de configuración predeterminada a nivel de entrega de potencia, control de tracción, etcétera (sport, road, rain) y uno denominado rider que es totalmente configurable por parte del piloto en todos los parámetros ajustables.


También destacan el Launch Control KLCM (la moto se acomoda a las RPM perfectas para entregar la mayor cantidad de potencia y mayor desplazamiento, así evita que se pierda tiempo en la aceleración); y, el Kawasaki Quick Shifter para subir y bajar cambios sin necesidad de embragar.


Todas estas ayudas electrónicas son ajustables y se las puede hacer desde el celular o directamente en el panel de la moto con los controles ubicados en el volante. Se trata también de emparejar la ZH2 con el smartphone mediante el sistema de conectividad Kawasaki Rideology para acceder a muchas funciones extras como geolocalización, odómetro, trip A y B, las horas de uso de la moto, control de consumo, cuánta gasolina tiene, las rutas hechas, cambiar el nivel o apagar el control de tracción, mover el mapa de potencia, apagar el quickshifter y el freno de moto…


La instrumentación se aprecia en un Tablero Multifunction TFT Meter a todo color con numerosas funciones como: cambios, velocidad, revoluciones por minuto, hora, temperatura ambiental, temperatura del motor, inclinación de la moto, modo de manejo, tipo de control de tracción, indicador de combustible, velocidad promedio de uso, tiempo de encendido de la moto… y todo esto con diferentes tipos de pantallas.


Son tantas las funciones que se pueden usar y modificar que es importante entender que

cada vez que se prende la moto no se la tiene que setear, se hace un setting inicial a gusto del piloto y queda establecido.


Y como para colocar una cereza sobre el pastel, Kawasaki colocó en la parte frontal de su ZH2 un logotipo especial que solo van en sus motos premium equipadas con altísima tecnología de la marca. Es una marca que simboliza un río en el centro con dos orillas, porque Kawasaki, como marca, nació en la industria náutica.

70 vistas1 comentario