Merchán campeón y Suárez quinto en el latino de motocross en MX2

Ganando contundentemente las dos mangas de carrera y dominando dos de las tres salidas previas a la pista del Motódromo Santa Cruz, en Bolivia, el azuayo alcanzó el título de esta categoría. Dieciocho pilotos de Colombia, Ecuador, Perú y locales estuvieron en la grilla de partida de la fecha única de este certamen regido por la FIM-LA.

Ecuador sumó ayer un título más a su larga colección de campeonatos latinoamericanos de motocross con el conseguido por Nicolás Merchán, en Santa Cruz, Bolivia, en la competitiva categoría MX2. “No tengo palabras para describir este sentimiento, he trabajado muy duro para estar aquí, han sido muchos sacrificios pero todo vale la pena cuando llegan los resultados”... y así describió el cuencano su sentimiento luego de un fin de semana en el que dominó casi todas las salidas a pista que debió enfrentar.


Desde su llegada al arenoso circuito boliviano Merchán dejó muy en claro sus pretensiones de coronarse campeón. En la primera práctica estableció el segundo mejor tiempo entre los 18 pilotos inscritos en representación de Bolivia, Colombia, Perú y Ecuador… Y esta fue la única salida a la pista que no dominó ya que durante el fin de semana, 2 y 3 de octubre, fue el más rápido en la segunda práctica, en el “warm up” y en las dos mangas oficiales de carrera.


La delegación ecuatoriana también estuvo conformada por Pedro “Piluko” Suárez, otro azuayo con pretensiones de acceder a las posiciones de podio. Sin embargo, la suerte no estuvo de su lado en la segunda manga, donde fue undécimo, tras el tercer casillero logrado en el primer parcial. Así consiguió un quinto puesto, que le supo a poco, en la clasificación final.

Es que en la pista y en los cronómetros demostró que podía pelear por las casillas estelares en un circuito a cuya superficie los pilotos ecuatorianos no están acostumbrados y que, en teoría, debía favorecer a los locales.

En el circuito de la Villa Olímpica, Merchán y Suárez entraron muy fuertes en la carrera clasificatoria, una nueva modalidad para establecer las posiciones en la grilla de partida en las mangas oficiales del Latinoamericano. Ellos se ubicaron en el primer y tercer lugares de este enfrentamiento y establecieron como sus mejores tiempos 1:54.793 y 1:55.102, respectivamente.

Entre ellos, en el segundo casillero, terminó el local Roberto Callejas con un mejor tiempo por vuelta de 1:55.931. Y completaron los cinco primeros casilleros los también bolivianos Carlos Andrés Padilla y Paúl Pinto con registros de 1:55.755 y 1:54.807.

Estos tiempos hacían presagiar una carrera muy cerrada y con muchos duelos a lo largo de las dos mangas. Sin embargo, en la pista fue Nicolás Merchán quien marcó el ritmo, inigualable para sus rivales, para imponerse de una manera contundente sobre la arena del Motódromo Santa Cruz.

En el primer parcial Merchán completó las 17 vueltas establecidas en un tiempo de 34 minutos, 16 segundos y 056 milésimas terminando con una ventaja de casi 36 segundos sobre Padilla, que fue segundo, y de un minuto y 13 segundos sobre el “Piluko” Suárez, que fue tercero.

La segunda manga tuvo un guión similar. Con la pista “rota” por el paso de las motos en la anterior salida, el ahora campeón paró los cronómetros con un tiempo total de 34:28.811 para ser el primero en recibir la bandera a cuadros. Segundo y tercero fueron Padilla, nuevamente, y Roberto Callejas con diferencias de tiempo que llegaron a los 13 y 46 segundos, respectivamente.

En esta manga, la suerte le dio la espalda al segundo piloto ecuatoriano, Pedro Suárez, que tras superar inconvenientes solo pudo terminar el parcial en el décimo primer lugar y con una vuelta menos que las marcadas por los pilotos de punta.

En los resultados finales, tras la sumatoria de puntos de las dos mangas, Merchán logró el puntaje perfecto con 50 unidades, mientras que los locales Padilla y Callejas completaron el podio al alcanzar 44 y 38 unidades. El “top 5” de la categoría se completó con el colombiano Pablo Mogollón en el cuarto lugar gracias a sus 33 puntos y el ecuatoriano Pedro Suárez, en el quinto, con 30 unidades.

Emocionado hasta las lágrimas, tras finalizar la carrera, Merchán se abrazó con Suárez y juntos se felicitaron. Apenas pudo hablar, el campeón señaló que “todavía no me lo creo. Hace dos años me fracturé cinco vértebras y no sabía si iba a volver a caminar”. Entre lágrimas de emoción y orgullo alcanzó a agradecer a “los doctores que me atendieron, a mi familia, a mis mecánicos, a mi entrenador, a la gente que me apoya”.

El cuencano tuvo que esperar unos segundos y respirar profundamente para seguir conversando con los medios de comunicación bolivianos que cubrieron esta fecha única del Campeonato Latinoamericano de Motocross en la categoría MX2. “Este es un sueño. Yo vine con mucha humildad. Sabía que había pilotos muy buenos pero también sabía que había trabajado como ningún otro”, dijo entre sollozos.


“Cuando algo le toca a uno y el de arriba lo ha destinado no hay quien se lo quite. Estuve peleando por la punta desde el día que llegué”, sentenció Merchán ante los micrófonos. “No he tenido descanso en mucho tiempo, es un sacrificio de muchísimas horas sobre la bicicleta, más horas aún sobre la moto y jornadas enteras en el gimnasio… Pero todo ha valido la pena”.


Recordó también que “soy un piloto de piso duro, no de arena” y que mucha gente “me decía que no iba a hacer nada en este Latino, que para que voy a correr, que no voy a hacer nada. Y aquí estoy… este título se lo dedico a todos ellos”.


Humilde como es, Merchán no tuvo empacho en agradecer a KTM Ecuador, con Diego Bueno a la cabeza, y a KTM Bolivia, por el gran apoyo que recibió de su parte para esta carrera. Y más tarde, en sus redes sociales, escribió una frase que debería quedar rondando en la mente de las más altas esferas del motociclismo y del deporte ecuatorianos: “Creo que es hora que el motociclismo sea tomado en cuenta para el alto rendimiento”.


Mira los tiempos de Nicolás en las siguientes imágenes:





61 vistas0 comentarios