Interceptor y Continental... Las Neoclásicas de alta cilindrada en Royal Enfield



Dos motos muy distintas por su naturaleza, pero idénticas en el 95% de sus piezas. Solo cambia el manillar, el tanque de combustible y la posición de los pies en estos modelos que rememoran a aquellas que se fabricaron en los años 60 del siglo pasado.


Es la marca de motocicletas más antigua en producción continúa del mundo: es Royal Enfield. Con casi 120 años de historia, es una de las compañías más importantes en la fabricación de motos de corte clásico y entre sus modelos más emblemáticos está la Bullet, la que tiene la producción más larga de todos los tiempos; y, las Classic 350 y 500.


Sin embargo, hace poco la marca, que ahora es una subsidiaria de Eicher Motors Limited, un fabricante de automóviles indio, y que tiene su sede en Chennai (India), realizó uno de los lanzamientos más importantes de su historia, el de la Interceptor INT 650 y de la Continental GT 650, conocidas como las Twins e inspiradas en las icónicas motos que llevaban los mismos nombres en los años cincuenta y sesenta.


Es, sin embargo, una apuesta arriesgada ya que su mercado doméstico, el de India, no está acostumbrado a motocicletas de más de 350 cc; por lo que Royal Enfield creó un nuevo segmento en su historia y su primer producto realmente global de la compañía.


En este contexto, las Twins, son dos máquinas que mantienen el estilo clásico aunque esta vez con mayor robustez, algunos toques modernos y mejores prestaciones al rodar. Divertidas, potentes y cómodas de manejar, ambas tienen como corazón un motor bicilíndrico en paralelo de 648 cc que entrega 47 caballos de potencia a 7.250 rpm y 52 NM de torque a 5.250 rpm… lo que permite que su caja de cambios de seis marchas responda con fuerza brindando una aceleración confiable y sin mayor esfuerzo en la ruta.

La Interceptor INT 650 es una elegante Roadster que se remonta al modelo histórico que lleva su nombre. Su estilo, que surgió en los años 60 en California, se distingue por el tanque de lágrima con rebajes tradicionales para las rodillas, el doble asiento acolchado y los manillares reforzados. Debido a su cómoda posición de conducción, resulta divertida y práctica para todo tipo de terreno, desde curvas en carretera y autopistas hasta la ciudad.


Por su parte, la Continental GT 650, una Café Racer deportiva, atrae a los corredores con su asiento individual opcional, el tanque de combustible esculpido, los reposapiés traseros y el manillar estilo de carrera. Es perfecta para disfrutar de experiencias de alta velocidad y, gracias a su ergonomía, también es cómoda para su uso en la ciudad.


En ambos casos el sistema de frenado está a cargo de un siempre práctico ABS con discos adelante y atrás, de 320 mm y 240 mm, respectivamente, que responde muy bien bastante bien a las exigencias de la carretera. Y el chasis, desarrollado en el Centro de Tecnología del Reino Unido de Royal Enfield, en colaboración con Farris Performance, fabricante de cuadros para motos deportivas, genera un manejo ágil y sencillo en todo tipo de rutas.


En resumen, en el segmento de motos neoclásicas, tan de moda actualmente en el mercado ecuatoriano, las Twins están colaborando mucho en el crecimiento en ventas que la marca ha experimentado en los últimos años, donde pasaron de 50.000 unidades en el 2010 a más de 900.000 en el año pasado.

19 vistas0 comentarios