UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA PARA GUAYASAMÍN


El piloto ecuatoriano avanzó desde los últimos lugares de la grilla hasta el décimo sexto lugar en la novena etapa. Tras una etapa complicada pero segura, se apresta a afrontar los últimos días de la carrera más dura del planeta.

Para el equipo ecuatoriano/argentino formado por Sebastián Guayasamín y su copiloto Ricardo Torlaschi (XtremePlus Polaris Factory Team) los últimos días en el Dakar 2021 han sido una de cal y una de arena, una dualidad complicada en una carrera que día a día cambia de condiciones para la mayoría de competidores… Y ayer, afortunadamente, les tocó una importante jornada de arena y no solamente de la del desierto africano.

Tras el accidente del día previo, Guayasamín debió largar en el fondo de la grilla de su categoría, la SSV, y su experiencia en esta competencia le llevó a realizar una gran etapa en la que, durante la primera mitad, superó a una gran cantidad de rivales y terminó el día en el décimo sexto casillero, entre 32 que arrancaron.


Los 579 kilómetros de la jornada, que salió y llegó en la localidad de Neom, fueron cubiertos por el piloto ecuatoriano y su navegante argentino en un tiempo de 6 horas, 25 minutos y 58 segundos, registro en el que los jueces incluyeron 19 minutos de penalización.

Este tiempo fue superior en 54 minutos y 17 segundos al del chileno Francisco “Chaleco” López, que sigue coleccionando victorias de etapa y está muy cerca de convertirse en el campeón de la categoría en la edición 2021 del Dakar.

En un momento de esta novena etapa Guayasamín y Torlaschi rebasaron a más de la mitad de participantes en su serie y en uno de los primeros waypoints establecidos por la organización pasaron en el séptimo lugar, sin embargo, la complejidad del terreno les afectó en otros momentos e hizo que corran durante mucho tiempo “tragando” demasiado polvo del que levantaban otros competidores a los que no pudieron superar con facilidad.

Como hecho anecdótico de esta jornada, Guayasamín dijo que “cuando llegué al campamento todos estaban preocupados porque vieron las imágenes del choque del día anterior. Fue un bombazo contra el auto, pero también en redes sociales ya que rápidamente las fotografías que se tomaron del accidente dieron la vuelta al mundo”.

“Han sido etapas extrañas, el ambiente aquí es diferente, ya no tenemos la tranquilidad que antes vivíamos en los campamentos, la burbuja Vivac distanció todo, estamos en una especie de cárcel. Sabemos que es por nuestra protección y cuidado, pero sí hay un cambio radical… se extraña la afición de Sudamérica”, indicó el copiloto Ricardo Torlaschi en el campamento en Neom.

Hoy, en la décima jornada de la carrera, la etapa 10, entre Neom y Al Ula, con un total de 342 kilómetros cronometrados, los competidores disfrutarán de tramos muy rápidos y los navegantes tendrán que orientarse entre los valles de Arabia Saudita con largos tramos de arena y piedra, así como algunas zonas de lagos secos.



22 vistas0 comentarios