Suzuki katana: Un “arma” samurái vuelve a las calles de Ecuador

El característico frontal de la nueva Katana es, sin duda, la parte más llamativa de la moto. Evocando las líneas y el diseño del modelo original, el faro cuadrado, las líneas rectas y los dos pequeños deflectores laterales marcan el carácter de esta naked retro-futurista.


La katana es el arma de mano más precisa y letal que se ha creado a través de los siglos. Al menos así dicen los japoneses. Su uso fue exclusivo de los samuráis, por eso se la conoce también como espada samurái, aunque en realidad es un sable.


De cualquier forma, se trata de una pieza bélica que representa belleza, esfuerzo, delicadeza y que es mortal al mismo tiempo. Es simplemente, una obra de arte letal, que denota clase, poder, prestigio y determinación. Y es por ello que, quitando los adjetivos que denotan su fatídico uso, desde Japón se expandió en el mundo una nueva Katana que se convirtió en un instrumento de diversión y orgullo para su propietarios… Una motocicleta Suzuki que hace poco más de 38 años, con su poderoso motor y sus “afiladas” líneas, se convirtió en una de las naked más originales por su estética y diseño.


Y ahora, el mercado ecuatoriano recibió, desde hace pocas semanas, la reedición de esta moto con naturaleza neo-retro que toma como base la también poderosa Suzuki GSX-S1000. Y que se presenta como la mejor “arma” japonesa para luchar en un segmento de motocicletas que brillan por sus sensaciones y prestaciones modernas.


La nueva Suzuki Katana, traída de la mano de Comandato, representante oficial de la marca japonesa en Ecuador, es una motocicleta deportiva con un estilo moderno, un rendimiento único del motor, un manejo ágil y una gran ergonomía.

La marca señala que “cada una de las características de diseño, componentes y rendimiento distinguen a esta motocicleta logrando el nivel deseado por muchos de refinamiento y belleza funcional”. Y recalca que “su proceso de desarrollo se asemejó mucho al arduo proceso de creación de la espada japonesa de la que se deriva su nombre”.


Esta Katana “3.0” fue presentada por primera vez en el 2017 en el Salón de la Moto de Milán, diseñada por Rodolfo Frascoli y volviendo a reflejar el espíritu original de diseño, rendimiento, diversión y vanguardia.


La primera impresión es de una moto voluminosa y baja, con una parte frontal de aspecto rudo e imponente. Al encontrarse con ella por primera vez, las miradas van directamente a su parte frontal donde las líneas rectas y el faro cuadrado se mezclan en un estilo único y exclusivo.


En esta nueva Katana, Suzuki recupera, además del nombre, el diseño original de la parte delantera, actualizándolo con un look retro-futurista, en el que predominan las líneas rectas del pequeño carenado afilado, que envuelven el característico faro cuadrado. El colín es completamente nuevo y es quizá lo único que no se inspira en el modelo original, sin guardabarros, dejando el espacio del paso de rueda completamente limpio.

Aún sin basarse en el colín original, el nuevo diseño de la parte trasera está perfectamente en armonía con la exclusiva estética de la parte frontal. El porta-placas está anclado al basculante junto con los intermitentes, quedando a media altura de la rueda trasera.


El asiento en dos alturas (825 mm en la posición del piloto) encaja con el diseño del motor y hace un guiño también al modelo original con tres líneas transversales en el asiento del pasajero. Se siente cómodo y ergonómico, quedando las estriberas a una altura perfecta, sin tener las piernas demasiado flexionadas.


El volante es de tipo convencional (nada de semimanillares como el modelo original) y los brazos quedan un poco altos y adelantados. En lo que a escapes se refiere, no son sido fieles al modelo original y la nueva Katana monta un único escape por abajo en el lado derecho, con un silencioso corto pintado en negro.


El motor es un viejo conocido de la marca; deriva directamente de la Suzuki GSX-R1000, con algunos componentes mejorados y adaptados a las nuevas normativas europeas. Estos cambios además le brindan un carácter más suave y dosificable aumentando la entrega del par motor.


Este motor de 4 cilindros en línea de 999 cc de refrigeración líquida y 150 CV recibe como cambios más importantes nuevos pistones más ligeros, un nuevo sistema de admisión con doble mariposa (una controlada por el acelerador y otra controlada por la centralita en base a la posición de la mariposa primaria del acelerador, la marcha engranada y el régimen de motor) y una válvula electrónica en el escape, que regula la salida de gases, cerrando el conducto a bajas revoluciones para mejorar el par motor.


Apenas se empieza a rodar con la Katana las sensaciones que transmite el motor son de poder de empuje en todo el régimen. Se puede ir a bajas revoluciones en marchas largas y salir desde abajo sin contemplaciones, haciendo gala de un impresionante par motor, que alcanza su máximo de 108 Nm a 9.500 rpm. Este empuje se mantiene a lo largo de toda la banda de potencia sin huecos ni transiciones de ningún tipo entre los regímenes.


El chasis de doble viga de aluminio, así como prácticamente toda la mecánica, también lo comparte con la GSX-S1000, montando el mismo basculante que el empleado en la Suzuki GSX-R1000 del 2016.


En el apartado de suspensiones monta una horquilla, en la parte delantera, una horquilla hidráulica telescópica invertida con muelle helicoidal; mientras que en la trasera un mono-amortiguador hidráulico con bieletas y también muelle helicoidal.


Respecto a los frenos, esta vez comparte componentes con la Suzuki GSX-R1000, con pinzas de anclaje radial de 4 pistones opuestos en el doble disco delantero de 310 mm. Estos van montados en aros de aluminio de 17 pulgadas con neumáticos 120/70ZR17 y 190/50ZR17.


En el apartado de ayudas electrónicas, junto con el ABS Bosch en ambas ruedas, está el control de tracción de última generación, que dispone de tres modos diferentes y además es desconectable. El nivel 3 es el más intrusivo, para condiciones de lluvia y asfalto deslizante.


En su llamativa pantalla LCD dispone de toda la información disponible en el ordenador de a bordo, dos parciales, consumo instantáneo y medio, autonomía… La visualización de la información es fácil, se muestra sobre un fondo negro e independiente de la luz se ve de forma rápida y clara.


Los amantes de lo retro en general y los entusiastas de la Katana original en particular, encontrarán en ella, sin duda, un atractivo excepcional. Su espíritu retro combina con su alma de Superbike, encerrando un motor y una parte ciclo que rebosan prestaciones envueltos en un look disruptivo vintage futurista.

21 vistas0 comentarios