top of page

Tres motos electrificadas y una H2 SX más tecnológica desde Japón

Kawasaki no pasó desapercibida en el Salón de Milán y presentó un buen número de novedades ecológicas para el futuro inmediato de la marca, incluyendo dos motos eléctricas para el próximo año: la Z BEV y la Ninja BEV.

El futuro de la movilidad se está desarrollando a pasos agigantados, los fabricantes invierten cada vez más dinero y esfuerzos en motorizaciones no contaminantes de distintos tipos, no sólo las puramente eléctricas. Este es el caso de Kawasaki, que como se vio en el EICMA 2022, mostró muchas y muy variadas alternativas a los motores de combustión.

El acto contó con la participación de Hiroshi Ito, Presidente de Kawasaki Motors Corporation, que estuvo en todo momento acompañado por la Kawasaki Z BEV (mostrada por primera vez como prototipo en Intermot 2022), y, la nueva Kawasaki Ninja BEV, una versión de estilo deportivo con la misma planta motriz de doble batería y una capacidad máxima de 3,0 kWh. Dos modelos destinados a una importantísima categoría equivalente a una 125 cc actual y cuya comercialización está prevista para la temporada 2023.

Hiroshi Ito también destacó la investigación y el desarrollo de Kawasaki en otros tipos de vehículos innovadores, con especial atención, a la que será la primera motocicleta híbrida de Kawasaki y que actualmente se encuentra en fase de prototipo. Con ella, la marca japonesa asegura que será capaz de cambiar de forma rápida y fácil entre su motor de combustión interna y un motor eléctrico. De hecho, el proyecto está ya bastante avanzado, pues está previsto que la HEV forme parte de la gama de productos de 2024.

Y es que los planes de Kawasaki de cara al futuro abarcan todo tipo de categorías, desde las máquinas multi cilíndricas hasta vehículos puramente urbanos como un triciclo eléctrico llamado "Noslisu" o la Elektrode, una bicicleta eléctrica de estilo todoterreno para niños que ya está a la venta en Norteamérica.

Aunque sin duda, una de las sorpresas más prometedoras para los amantes de la moto, fue un motor experimental de exhibición impulsado por hidrógeno y basado en la Ninja H2 sobrealimentada, que utiliza inyección directa e hidrógeno gaseoso comprimido como combustible.

El Presidente de Kawasaki Motors Corporation también subrayó el compromiso de Kawasaki con los motores de combustión interna y la investigación de futuros tipos de combustible. Desveló un nuevo símbolo que encabeza la nueva iniciativa Go with Green Power con su objetivo de lograr la neutralidad de carbono para Kawasaki en un plazo estratégico.

Entre tantas novedades, prototipos y modelos de preproducción que llaman la atención, Ito aclaró además que a lo largo de las dos temporadas de modelos, de 2024 a 2025, Kawasaki planea introducir también unas 30 motocicletas con motor de combustión interna en todo el mundo. Aproximadamente la mitad de este número cumplirá la normativa europea y, por tanto, se destinará al mercado europeo.

La sensación que quedó en los medios de comunicación en el EICMA fue que Kawasaki continuará proporcionando productos y servicios que satisfagan las necesidades de sus clientes y de la sociedad, aprovechando los avances en la tecnología actual de los vehículos y a través de nuevos productos respetuosos con el medio ambiente y neutros en carbono.


29 visualizaciones0 comentarios
bottom of page